Intervenció en el debat d'investidura de Mariano Rajoy

Muchas gracias, señor presidente.

[Baldoví va començar en valencià. En el diari de sessions no es recull la frase que va dir, com es fa sempre que es diu alguna cosa que no siga en castellà, hi ha l’acotació “comienza su intervención en valenciano“. Baldoví va dir “Bon dia senyores i senyores diputats/es. És per a mi i per a Compromís-Equo un orgull estar ací en este parlament”.]

Deliberadamente he querido comenzar mi discurso con unas palabras en valenciano, porque en valenciano pienso, escribo, vivo, siento. Son las palabras que me enseñó mi madre y que nunca he utilizado contra nada y contra nadie. He querido hacerlas presentes porque esta podría ser la legislatura del respeto y la pluralidad hacia nosotros, los otros, los que no hablamos castellano de forma cotidiana. Por eso quiero que también sientan que la diferencia, lejos de empobrecernos, nos hace más ricos, que no nos sientan como una amenaza.

Empieza la legislatura y a mi juicio empieza con un error. Nos parece que con su negativa a dar grupo a Amaiur nos han condenado a un Grupo Mixto más cerca del camarote de los hermanos Marx que de un grupo parlamentario eficaz, porque nosotros, los pequeños, venimos aquí con ganas de trabajar y ustedes nos lo ponen muy difícil. Con su decisión han amordazado la voz de 125.000 valencianos, de miles de canarios, de gallegos, de catalanes, de asturianos y de navarros. Han amordazado las voces de la diferencia y las han reducido a solo cinco minutos, los que voy a tener yo.

Señor Rajoy, hemos oído su discurso con atención y no dudamos de que su intención, como la de cualquier otro gobernante de cualquier administración, es conducir la nave a buen puerto. El problema radica en qué puerto tiene usted puesta su vista y cuáles serán las escalas. Compromís-Equo ya anunció la semana pasada cuál iba a ser el sentido de nuestro voto, porque nosotros ya conocemos cómo gobierna el Partido Popular. Hace dieciséis años que gobiernan ustedes en el País Valenciano y ya sabemos el resultado de sus mayorías absolutas: endeudamiento insoportable que acabarán pagando nuestros biznietos, escándalos y corrupción -Gürtel, Brugal, Instituto Nóos, Emarsa-, el único aeropuerto peatonal del mundo, la comunidad autónoma con más diputados imputados, el expresidente de la Generalitat sentado hoy en el banquillo de los acusados, imputado el presidente de la Diputación de Alicante, imputado el presidente de la Diputación de Castellón -ese presidente al que siempre le toca la lotería y al que ya hace ocho años que no consiguen juzgar- e imputados diez u once diputados del Parlamento valenciano. Ustedes son responsables directos de cargarse el sistema financiero valenciano, hundiendo la CAM y el Banco de Valencia y entregando Bancaixa a Caja Madrid. Somos la comunidad con uno de los menores índices de aplicación de la Ley de la Dependencia y con uno de los mayores índices de fracaso escolar. Somos una comunidad morosa que no paga a sus proveedores y que está hundiendo a sus propias empresas, a las farmacias, a los abogados del turno de oficio, a las empresas que contrataron con el Plan Confianza y que tardarán 600 días -dos años, señor Rajoy- en cobrar, a los proveedores de material sanitario, a las escuelas concertadas y a los ayuntamientos. Por eso ayer cuando oía su discurso no podía creerlo, porque ustedes hacen todo lo contrario en la tierra de los valencianos y las valencianas.

Compromís-Equo quiere lanzar un mensaje muy claro: no todos los políticos valencianos son iguales. Queremos limpiar el nombre de nuestro pequeño país. Queremos que España sepa que allí hay muchísimos políticos honestos de todos los partidos -de todos- que lo único que quieren es trabajar por sus ciudadanos. Queremos que la gente sepa que hay otra manera de hacer política. Por eso, queremos que la gente sepa que allí hay un Gobierno, el suyo, el del Partido Popular, que no quiere enmendar su trayectoria y lo resumiré en un hecho significativo. Ustedes allí, en Valencia, han sido capaces de encontrar 15 millones de euros para seguir financiando la Fórmula 1 y no han sido capaces de encontrar 5 millones para evitar que cien investigadores del Centro de Investigación Príncipe Felipe vayan al paro. Esa ha sido su política en el País Valenciano y sus consecuencias. Compromís-Equo no va a darle su confianza, porque usted, señor Rajoy, ha avalado personalmente a esos políticos; alguno de ellos está incluso presente en esta sala. Usted le dijo al expresidente imputado: Paco, siempre estaré a tu lado o delante o detrás.

El primer día que crucé la puerta y de repente me encontré en el centro de este hemiciclo, viéndoles a todos, no pude reprimir una pequeña reflexión. ¿Cómo era posible que una persona sencilla de pueblo, hijo de un trabajador y un ama de casa, estuviera aquí, que fuera diputado como todas esas personas a las que veía en los telediarios? Esa era la grandeza de la democracia que ustedes se empeñan en empequeñecer; una democracia imperfecta hecha para perpetuar el Gobierno de los dos partidos del sistema, el suyo y el otro; una democracia que le ha dado una mayoría absoluta holgada con solo el 30 por ciento del censo. Con menos votos que el Partido Socialista tienen ustedes más diputados gracias a su Ley electoral que impide el paso a voces críticas, que impide el paso a las voces más modestas, que quiere que la política sea siempre cosa de dos. Por eso una de nuestras prioridades será cambiar esa ley injusta que recorta la pluralidad y la democracia, una ley que permite que mi escaño haya costado 125.000 votos y que uno suyo haya costado solo 18.000 votos.

Señor Rajoy, no va usted a tener mi voto. Yo soy la primera persona de mi familia que tuvo estudios superiores, y eso lo pude hacer porque en este país los hijos de los trabajadores han tenido un sistema público de enseñanza, un sistema que ustedes recortarán, como lo están haciendo hoy mismo…

[El señor PRESIDENTE: Señor diputado, tiene usted que acabar.

El señor BALDOVÍ RODA: Estoy acabando ya. Tenemos muy pocas ocasiones para poder hablar, señor presidente, por eso le pido que sea un poquito magnánimo. ]

Decía que como lo están haciendo ustedes aquí en Madrid, porque cuando usted habla de libertad de educación, nosotros ya sabemos en qué consiste: recortar siempre la pública. Como harán con la sanidad, para que ganen los de siempre, para que sus amigos puedan seguir ganando dinero. Compromís-Equo no va a darle su confianza. Usted será el presidente esta misma mañana y, por tanto, nuestro presidente. Merecerá todo nuestro respeto porque somos demócratas, pero haremos todo lo que honestamente esté en nuestra mano para que ni aquí, en Madrid, ni allí, en Valencia, vuelvan ustedes a gobernar. Usted ha anunciado medidas pero sabemos poco de ellas, no las ha concretado. Nos tememos que, como decimos los valencianos, la dolorosa vendrá después de marzo, después de las elecciones andaluzas.

Para terminar, quiero hacer mías unas palabras del expresidente de Brasil, Lula da Silva: Queremos políticos valientes, dispuestos a servir bebidas amargas, pero no a que recaigan únicamente sobre las espaldas de los trabajadores; políticos que piensen más en las nuevas generaciones y no en las próximas elecciones.

Torn de dúplica de Baldoví:

Señor Rajoy, celebro que con mi modesta intervención haya despertado usted los ánimos de sus 186 diputados. Creo que en esta legislatura haremos grandes cosas juntos. Señor Rajoy, yo no he inventado la democracia, pero la corrupción no se cura con los votos. Queremos que esta sea la legislatura de las personas, que sea la legislatura donde se hable de los problemas de las personas, que se hable de los problemas de los ayuntamientos, de esa financiación local que nunca llega, porque los ayuntamientos somos la primera trinchera y los que tenemos que dar la cara muchas veces por los ciudadanos. Queremos que esta sea la legislatura donde se aborde el drama de los desahucios y la ley de la dación en pago. Usted ayer hablaba de la Ley Electoral democrática; es una ley que permite un fraude a los valencianos, porque con 6 millones de votos tenemos 33 diputados mientras que otras comunidades con la mitad de población tienen 32 diputados. El voto de un valenciano vale la mitad que el voto de una persona de otra comunidad. Eso no es el principio democrático de una persona un voto. Eso no es el principio democrático de que todos los votos valgan lo mismo. No nos pasa solo a los valencianos; les pasa a los madrileños, a los catalanes, a los andaluces y a muchos más. Ustedes votaron esa ley, pero porque les beneficiaba, porque les gusta este sistema que les beneficia. ¿Es eso igualdad? ¿Es eso razonable, seño Rajoy? Por eso Compromís plantea el referéndum Baldoví.

Esta tiene que ser también la legislatura de hablar de la nueva cultura del agua. Tampoco nos gusta su apuesta por la energía nuclear después del accidente de Japón. Esta será la legislatura de un nuevo sistema de financiación, que haga que los valencianos tengamos un sistema de financiación más justo. Esta será la legislatura en la que hablemos de la PAC agraria, de la agricultura mediterráneo-valenciana, que no sea siempre la gran olvidada. Y esta será la legislatura donde hablemos del corredor prioritario que es el del mediterráneo.

Señor Rajoy, estoy terminando, usted habló ayer de facturas. Tengo aquí una de Feria Valencia, la de la proclamación que lo encumbró a usted como candidato del PP en 2007 y que ustedes parece que aún no han abonado. Es una factura que ascienda a 568.000 euros y que el 30 de junio aún no se había abonado, cuatro años después. Espero que si me equivoco me rectifiquen y estoy absolutamente seguro de que usted lo desconocía, pero por culpa de impagos como ese 117 trabajadores han ido al paro. Traigo aquí esta factura porque es de una institución pública. Cuando son de empresas privadas, que se apañen, pero Feria Valencia depende del Ayuntamiento y de la Generalitat; es decir, se financia también con nuestros impuestos. Señor Rajoy, den ejemplo donde gobiernan. Por último, señor Rajoy, y lo digo sin acritud a pesar de que he visto que usted tenía mucha acritud conmigo, le deseo mucha suerte, igual que se la deseo a todos los gobernantes del Partido Popular, porque he sido alcalde y sé que esta va a ser una legislatura muy complicada, como ha sido la anterior. Le deseo a usted que acierte con sus medidas y que esas medidas beneficien sobre todo a las personas, a la gente sencilla. En ese camino -no lo dude-, a pesar de los encontronazos que podamos tener, tendrá a Compromís-Equo a su lado.

Arxivat en: Activitat Parlamentaria

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *